FacebookTwitter

Turismo de Mérida

Portada Que Ver Otros Lugares de Interés (Hasta el s.XII)

Zona Arquelógica de Morerías

Correo electrónico Imprimir

Zona Arqueológica de Morerías

Una parcela de 14 m2 que, hasta principios de la década de los años noventa del siglo pasado, ocupara el barrio humilde de Morerías, es hoy uno de los yacimientos arqueológicos urbanos más grandes de la península, al menos hasta la apertura al público de los restos hallados en la parcela del Cuartel de Artillería.

En Morerías se conserva el tramo de muralla romana más extenso de los sacados a la luz, mostrándonos no sólo su fábrica original (cuya anchura conservada es de casi tres metros y la altura pudo llegar a ser de ocho metros) y los refuerzos que ya en momentos tardíos del Imperio se le adosaron, sino también puertas, portillos y pasos de ronda. Igualmente la muralla, en su recorrido por esta zona, aporta testimonios de la solución radical que el Califato adoptó para acabar con las revueltas de los emeritenses: la destrucción hasta los cimientos de alguno de sus tramos.

Pero lo que nos ofrece Morerías es una clara visión de la evolución del urbanismo emeritense desde el siglo I hasta época visigoda. Vemos cómo se modifican poco a poco las calzadas porticadas, las viviendas y las manzanas en la que quedan englobadas. Y, sobre todo, la denominada Casa de “Los Mármoles”, nos muestra toda la suntuosidad de una vivienda a finales del siglo III, la época de mayor apogeo de la ciudad. Ocupaba toda una manzana, llegó a tener dos alturas y, por si esto no fuera suficiente, uno de los dos conjuntos termales con los que contaba esta casa, llegó a invadir una de las calzadas para edificar sobre ella una piscina de agua fría.

Todas las habitaciones, alguna de ellas enormes, como la habitación ubicada al norte y que se cierra en un pronunciado ábside, se articulaba en torno a un patio cuyo suelo está compuesto por un ajedrezado de losetas de pizarra negra y mármol blanco. El patio tuvo árboles ornamentales, como demuestra la presencia de alcorques. También, como todas las viviendas de esta zona, tuvo su pozo, cuyo desgastado brocal podemos ver. En el eje del patio, contemplamos un cenador porticado con una fuente en su centro, todo él revocado de placas de mármol.

El yacimiento también se encuentra tachonado de espacios palaciegos de época emiral y humildes viviendas del período califal.

Dirección: Paseo de Roma
Precios y Horarios: Consultar aquí
Ruta: Orillas del Guadiana
 

Pórtico del Foro

Correo electrónico Imprimir

Pórtico del ForoSe trata de la esquina de un pórtico monumental que formaba parte del grandioso programa propagandístico del antiguo Foro Municipal de Augusta Emerita.

Estuvo íntegramente revestido de mármol, como se aprecia en algunas zonas. Gira en torno a una plaza rodeada por un canal. Los entablamentos están sostenidos por grandes columnas corintias. Sobre ellas descansa un ático con metopas en las que se alternan medallones con cabezas de Júpiter-Amón, Medusa y cariátides portando cráteras. Los muros de cierre presentan grandes hornacinas en las que iban dispuestas tanto estatuas de la familia imperial como de dioses y mitos ligados a la historia de Roma y a la familia de Augusto.

Éste pórtico fue erigido hacia mediados del siglo I a imagen y semejanza del Foro de Augusto en Roma.

Dirección: Calle Sagasta, s/n
Ruta: Centro de la ciudad
 

Acueducto y Termas de San Lázaro

Correo electrónico Imprimir

Acueducto de San LázaroRecibe el nombre de una ermita dedicada a este santo y que fue derribada a mediados del siglo XX. Este acueducto es el que permitía salvar el valle del Albarregas a una red de conducciones de aguas que, procedente de manantiales y arroyos subterráneos ubicados al Norte de la ciudad, aún se conserva íntegra en buena parte de sus tramos.

El canal comenzaba a quedar suspendido en el lugar conocido como “Rabo de Buey”, donde se ubicó una piscina para la decantación de impurezas que pudieran llevar las aguas. Hoy se erige la caseta de un sifón del siglo XIX. Fue el acueducto más largo de la Colonia, de los dos constatados, con más de un kilómetro y medio de longitud. Por su fábrica parece ser también el más antiguo, parejo a la edificación de los edificios para espectáculos.

De todas las arquerías de este acueducto sólo restan los tajamares de algunas pilas y, sobre todo, los tres pilares que vemos junto al arranque de un arco de medio punto de ladrillo y los dos arcos de medio punto a base de bellas dovelas de granito, en los que con efectismo, se mezcla el sillar de granito y el ladrillo con el hormigón que le sirve de núcleo.

Bajo los imponentes arcos que se conservan de este acueducto pasaba la calzada que más adelante se bifurcaba bien dirección hacia Córdoba, bien hacia Toledo y Zaragoza.

En el siglo XVI el acueducto romano estaba inutilizado. En lugar de restaurarlo, el ayuntamiento prefirió construir otro nuevo, que se conserva en toda su integridad.

Por último, también podemos ver restos de una termas romanas construidas a pocos metros del acueducto.

Dirección: Avenida Juan Carlos I, s/n
Ruta: Valle del Albarregas
 

Puente sobre el Albarregas

Correo electrónico Imprimir

Puente Romano sobre el AlbarregasEn este puente confluía tanto la vía principal que seccionaba la urbe de este a oeste, el kardo maximo, como alguna otra vía perimetral que circundaba la ciudad desde el oeste. De él partía la calzada que llevaba a Astorga y que es conocida como Vía de la Plata, calzada que se conserva parcialmente en algunos tramos a unos tres kilómetros al norte de la ciudad, discurriendo casi paralela a la Carretera Nacional 630.

El puente está compuesto por cuatro arcos de medio punto con dovelas de sillares almohadillados, decoración muy común en época de Augusto. Tiene una longitud de ciento cuarenta y cinco metros, casi ocho metros de ancho, distancia más que suficiente para el paso holgado de dos carros.

Por último, la altura media de la edificación original es de seis metros y medio. El pretil no es obra romana, posiblemente se realizara a la par que la carretera de Cáceres, cuya primer proyecto data de 1863.

Dirección: Avenida Vía de La Plata s/n
Ruta: Valle del Albarregas
 

Los columbarios

Correo electrónico Imprimir

Los ColumbariosDesde la Casa del Mitreo, a través de un largo corredor flanqueado por cipreses, se llega a un espacio abierto en el que se muestra los distintos tipos de ritos funerarios y las variadas formas que han tenido los emeritenses de recordar a sus muertos a lo largo de la historia.

Al fondo, en una pequeña vaguada, se alzan dos edificios de pequeñas proporciones y que, originalmente, estaban desprovistos de cubierta.

En estos edificios se depositaron las urnas cinerarias de sendas familias, la de los Voconios y la de los Julios. La tumba de los Voconios es de planta cuadrada y la de los Julios trapezoidal, con un espacio triangular añadido, todo él realizado a base de sillares bien canteados. Ambas tumbas están ejecutadas con paramentos de piedra bien recortada (opus incertum), yendo las juntas selladas con un encintado de mortero. Los dos edificios estaban rematados por merlones.

El epígrafe que luce el mausoleo de los Voconios reza: “Gayo Voconio Próculo hizo la tumba a su padre, Gayo Voconio, de la tribu Papiria, a su madre, Cecilia Anus, y a su hermana, Voconia María”. Sobre el epígrafe se representan recompensas militares. La inscripción de los Julios viene a decir: “Gayo Julio Félix, liberto de Gayo. Quinta Cecilia Mauriola, liberta de su mujer. Gayo Julio Modesto, de 27 años”. El mausoleo de los Voconios conserva pinturas que representan a los difuntos y al dedicante.

Siguiendo una vereda, al sur de este conjunto, se encuentran restos de dos mausoleos semisubterráneos con cubierta en bóveda de cañón, construidos en hormigón (opus caementicium). Se accedía a éstos a través de unas breves escalerillas. En su interior se aprecian los arcosolios donde pudieron depositarse las urnas cinerarias.

Este conjunto funerario es del siglo I d.C.

Dirección: Calle Vía Ensanche s/n
Ruta: Orillas del Guadiana
 

Termas/Pozo de Nieve

Correo electrónico Imprimir

Pozo de Nieve

A la sombra de un bloque de viviendas contemporáneo encontramos un complejo de época romana al cual los científicos, desde su hallazgo en 1920, han asignado distintos usos: termas, baptisterio, sede de alguna religión mistérica, fábrica de vidrio e, incluso un complejo para el almacenaje y distribución de aguas.

Hoy todos los trabajos parecen apuntar a la existencia de un pozo para conservar la nieve en la cámara circular inferior, de época altoimperial, en tanto que las estancias del piso superior, del siglo III o IV d.C., pudieron tener un uso termal.

Lo cierto es que, entre los siglos XVII y XIX, consta por diversas fuentes que estas estructuras sirvieron para albergar el pozo de nieve de Mérida.

Dirección: Calle Reyes Huertas, 7
Ruta: Valle del Albarregas
 

Dique de contención de aguas

Correo electrónico Imprimir

Dique de contención de aguas

Pocas ciudades de Hispania se urbanizaron tan a conciencia como Augusta Emerita. Una prueba más de ello es la existencia de un extenso dique en la margen derecha del Guadiana. Es ese recio muro con contrafuertes, con zócalo de sillares almohadillados y el resto del alzado en mampostería, que vemos prolongarse desde la Alcazaba hasta el lugar en el que se destacan las marquesinas de unos aparcamientos públicos.

El objeto de este práctico dique era contener las aguas del río cuando éste bajaba crecido y, evitar de este modo, que se anegasen tanto la calzada que circunvalaba la colonia como las pequeñas industrias y las sepulturas que aquí se ubicaban. También sirvió para que las cloacas de la ciudad se dispusieran de tal forma que evacuaran, sin problemas, en un brazo del río ensanchado de forma artificial en época romana.

Originalmente el dique recorría todo el tramo de la ciudad que daba al río es decir, desde los bloques de viviendas de ladrillo que vemos al fondo hasta unos metros más allá del Puente Lusitania.

Sobre un tramo del dique podemos ver como se asienta el tramo de muralla de la Alcazaba que mira al Guadiana.

Dirección: Junto al Puente Romano y debajo de la Alcazaba Árabe
Ruta: Orillas del Guadiana

 

Castellum Aquae

Correo electrónico Imprimir

Castellum AquaeEn la cota más elevada del Cerro del Calvario se erige esta recia estructura de hormigón romano y sillares. Hasta mediados de los setenta formó parte de la estructura de la ermita del Calvario, donde tenía su sede la Cofradía de Penintencia más antigua de la ciudad. El derribo de este edificio puso al descubierto la que probablemente fuera la torre desde la que se distribuyeran, por toda la zona norte de Augusta Emerita, las aguas procedentes de la conducción hidráulica de Proserpina. Por su planta en U y por los restos de mármol, es posible que esta torre contara con una fuente monumental o un ninfeo. Su presencia dignificaría y sacralizaría el lugar, lindero al kardo máximo.

Dirección: Calle Calvario
Ruta: Valle del Albarregas
 

Termas de la Calle Pontezuelas y Zona Arqueológica de las Siete Sillas

Correo electrónico Imprimir

Zona Arqueológica de las Siete SillasEn el solar que antaño ocupara hasta el año 2002 un secadero de jamones aparecieron restos de viviendas del siglo I ubicadas fuera de las murallas de la ciudad y, también, un conjunto termal cuya planta se conserva casi íntegra. Así podemos contemplar los baños de agua caliente (caldaria), agua fría (frigidaria), templada (tepidaria) e, incluso, los vestuarios (apodyteria). Estos últimos con sus suelos enlosados con lastras de mármol. Junto a esa estancia podemos ver un gran espacio abierto para realizar ejercicios gimnásticos (palestra). Ese espacio engloba en su centro una gran piscina (natatio). Estas termas parece que estuvieron en funcionamiento entre los siglos II y V d.C.

A escasos metros de las termas, haciendo esquina con las calles José Ramón Mélida y Sagasta, se construyó un edificio residencial en cuya planta sótano se abrió el Centro de Interpretación denominado de las Siete Sillas. En él podemos ver un pequeño tramo de la muralla, con una torre de planta redonda adosada. Dentro de la muralla y unida a ella, encontramos algunas estancias pertenecientes a una vivienda, una de ellas con suelo de mosaico bícromo. A la misma vivienda pertenece el estanque rectangular rematado en ábside.

Dirección: Calles Pontezuelas y Jose Ramón Mélida
Ruta: Centro de la ciudad
 

Conducción Hidraúlica Aqua Augusta

Correo electrónico Imprimir

A pocos metros de los Columbarios, tanto en el solar en el que próximamente se construirá el Museo Visigodo como a uno de los lados de la Avenida Ensanche, discurre la conducción hidráulica que, procedente del pantano de Cornalvo, surtía de agua a la zona sur de la ciudad.

Lo conservado son restos de la caja del canal (specus), embutida en el paramento de la muralla romana, que, por el trazado, parece dirigirse hacia el lugar en el que se hallaba la torre de distribución de aguas que, posiblemente, sea el que hoy ocupa la arena de la Plaza de Toros.

De las cuatro conducciones hidráulicas que dotaron de agua a la ciudad, esta es la única de la que sabemos su nombre real, Aqua Augusta. Durante las obras de ampliación del estadio de fútbol apareció un tramo de la conducción y, junto a éste, una placa de mármol con restos de las espigas de plomo. Espigas a las que iban unidas las letras de bronce que componían la inscripción original.

Dirección: Calle Vía Ensanche
Ruta: Orillas del Guadiana
 

Xenodochium

Correo electrónico Imprimir
Xenodoquio

Masona, obispo de la diócesis emeritense, a finales del siglo VI, en época visigoda, erigió un hospital para enfermos pobres y, sobre todo, para los numerosos peregrinos que lugares lejanos, venían a venerar la tumba de la Mártir Eulalia. La fuerte vinculación de esta diócesis a Bizancio fue grande, pues algunos de sus obispos eran originarios de Grecia. No es de extrañar que este edificio se inspire en modelo del Mediterráneo oriental.

La planta de lo conservado nos muestra un edificio central, orientado de este a oeste, de planta rectangular rematado en ábside. Dicho ábside está flanqueado por sendas habitaciones cuyos muros presentan contrafuertes. Este edificio era cruzado transversalmente de norte a sur por dos alas rectangulares compartimentadas en tres naves, siendo la central porticada y que funcionaba como un corredor al que daban las estancias ubicadas en las otras dos naves. En el ángulo norte podemos ver una estructura de planta cuadrada, independiente de todas las anteriores, quizá una torre o campanil.

Por el grosor de los cimientos es muy probable que el edificio tuviera una segunda planta, con una galería porticada que daba al corredor central.

Dirección: Barriada de Santa Catalina
Ruta: Valle del Albarregas
 

Embalse de Proserpina

Correo electrónico Imprimir

Embalse de ProserpinaA unos cinco kilómetros al noroeste de la ciudad se encuentra este embalse romano, en el mismo lugar donde se entablara la famosa batalla de la Albuera. En ella se dirimío a favor de Isabel la Católica la disputa por el trono de Castilla que mantuvo con Juana “la Beltraneja. La Albuera de Carija pasó a conocerse como embalse de Proserpina tras aparecer en sus alrededores, en el siglo XIX, una inscripción de una mujer que invocaba a esa diosa de los infiernos para que castigase a quienes habían robado la colada que tenía tendida. Proserpina es hoy una de las playas de agua dulce mejor acondicionadas de Extremadura.

La obra del dique, uno de las más grandes de la antigüedad, tiene 425 metros de largo por 21 metros de altura y cierra un vaso natural en el que confluyen dos arroyos, aparte de recoger aguas de lluvia y de algún manantial. Presenta varias fases de construcción. La más antigua, del siglo I y hoy bajo las aguas, es un muro de sillares con contrafuertes de sillarejo aguas arriba, los añadidos posteriores (que van del siglo II al XVII), crean una pantalla ataludada con contrafuertes aguas arriba. Estas ampliaciones se hicieron, bien para aumentar la capacidad del vaso, bien porque el vaso original se colmataba de fangos y, ante la imposibilidad de dragarlo, éste se recrecía.

Aguas abajo el dique está estribado sobre un gran espaldón de tierra. Adosadas a la presa y embutidas en el espaldón dos torres desde la que se accedía a las tomas de agua que estaban a distintas alturas del muro. De estas torres, el agua pasaba a la conducción hidráulica que llegaba al norte de la ciudad antes de atravesar el valle del Albarregas por el acueducto de los Milagros. A la presa se adosa un importante lavadero de lanas del siglo XVIII.

Si queremos saber la importancia que para vida de la Colonia tuvo el líquido elemento, es indispensable visitar el Centro de Interpretación del Agua ubicado en el entorno del propio embalse.

Dirección: Carretera de Proserpina, a 5 Km. de Mérida
Ruta: Alrededores de Mérida
 

Embalse de Cornalvo

Correo electrónico Imprimir

Embalse de CornalvoTras ver el Centro de Interpretación del Parque Natural, con el que nos toparemos nada más dejar la vía auxiliar, en el acceso al propio Parque, tendremos que recorrer unos cuatro kilómetros hasta llegar al embalse.

Se ubica este embalse al noroeste de Mérida, en la cabecera donde se inicia la conducción hidráulica de Aqua Augusta, que proporcionaba aguas a toda la zona meridional de la ciudad. Recoge en una cerrada entre dos colinas las aguas que vienen encauzadas por canales y represas construidos en la Sierra Bermeja, así como las aguas procedentes de manantiales existentes en el propio vaso de la presa. Luego, durante un recorrido de unos 15 kilómetros, se van sumando a la conducción principal canales que traen aguas de distintos manantiales, como el de Borbollón por ejemplo.

La obra primitiva, de época augustea, era la de una torre de captación forrada de sillares almohadillados que se unía al muro a través de un adarve suspendido sobre un gran arco de medio punto. El dique original parece que estaba constituida por un núcleo de celdas de hormigón rellenas de tierra compactada, forrado todo por un paramento ataludado de sillares. Hoy todo queda enmascarado por una obra realizada en el primer cuarto del siglo XX.

Aguas abajo, el muro se estriba sobre un colosal espaldón de tierra. En lo conservado, el dique tiene 200 metros de largo por 18 metros de alto.

Nuestra visita al embalse debe de concluirse con un recorrido por los alcornocales y encinares del Parque Natural y una visita al cortijo de Campomanes, regalo del pueblo de Mérida al que fuera Ministro de Hacienda de Carlos III.

Dirección: Autovía A-5. Salida de Trujillanos
Ruta: Alrededores de Mérida
 

Basílica de Casa Herrera

Correo electrónico Imprimir

Esta construcción paleocristiana (s. V), situada al 7 kms al norte de la ciudad, contaba con tres naves y forma rectangular, rematada en ambos extremos por ábsides enfrentados, uno en su cabecera y otro en sus pies.

Su riqueza decorativa y la superficie de su planta hacen pensar que debió ser un gran centro religioso que atendía a una población numerosa diseminada por el campo.

El acceso al edificio era lateral lo que originaba dos ejes para el mismo. La separación de las naves se hacía mediante columnas. En ella se han encontrado enterramientos, relieves, cruces funerarias y una placa de mármol inscrita (posiblemente una mesa de altar).

Para su visita hay que concertar una cita con el Consorcio de la Ciudad Monumental.

Dirección: A 7 kms al norte de Mérida
Ruta: Alrededores de Mérida
 

Puente romano de la Alcantarilla

Correo electrónico Imprimir

De época augusta, su construcción es de menor envergadura que la de los otros puentes de la ciudad, pasando un poco desapercibido por su lejanía al centro de la ciudad y por el esplendor de dichos puentes. Se localiza a unos 2 kms al oeste del casco urbano, junto a la vía del ferrocarril que une Badajoz y Cáceres, en la margen derecha del guadiana.

Se construyó para salvar un arroyo en la calzada que unía Emerita Augusta con Olisipo (Lisboa). El puente, de un solo arco, está realizado en hormigón romano y cubierto con sillares almohadillados de los que apenas se conservan restos.

Dirección: A 2 kms al oeste de Mérida
Ruta: Alrededores de Mérida