Desde sus primeras ediciones las Agrupaciones Carnavalescas han sido las auténticas movilizadoras de la fiesta siendo el mayor exponente de una fiesta que, sobre todo, se vive en la calle durante las semanas de febrero pero que se trabaja durante todo el año. Y es que, meses antes comienza a vislumbrarse con los tradicionales actos previos que convierten a Mérida en una explosión de coplas y cantes llenando sus barriadas de grupos y música en jornadas de convivencia carnavalesca.

En el S. XXI el Carnaval alcanza su madurez, nuevas agrupaciones de gente joven concursan con las más veteranas y comienza a subir el número las agrupaciones femeninas, así como aumenta el nivel de un concurso de agrupaciones que incluso atrae a grupos foráneos de diferentes puntos de la región y de provincias andaluzas como Huelva, Cádiz y Córdoba. Un concurso que con el tiempo se consolida como un referente y se hace grande, llegando a ser el más participativo de Extremadura. Chirigotas y comparsas que componen uno de los elementos diferenciadores de la fiesta emeritense con el resto de carnavales de la región. Porque son los miembros de las comparsas, chirigotas y grupos de pasacalles y entidades relacionadas con el Carnaval, como la Asociación Cultural Carnaval Romano, quienes proponen y votan todas y cada una de las actividades que hoy se desarrollan en la fiesta.

Pero no sólo el concurso es el principal elemento del Carnaval Romano sino que a éste hay que sumar el increible Concurso Nacional de Drag Queen Tomás Bravo, el domingo de Adas, el Cantacalles Monumental, el fantástico Desfile del Domingo, el certamen de agrupaciones infantiles y juveniles...elementos que juntos hacen del Carnaval Romano, un Carnaval particular, diferente, un carnaval que ya no busca su identidad porque la identidad se encuentra en sus protagonistas, chirigotas, comparsas, grupos de pasacalles, los espectaculares Drags, las agrupaciones ilegales y los miembros y colectivos culturales y vecinales que se involucran de forma directa y activa en la fiesta.

Una identidad, la de Romano, porque romano es el segundo gentilicio de los emeritenses, porque romano es un adjetivo diferenciador y porque romano es la unión de la fiesta con la propia historia de la ciudad.

Carnaval Romano 2018: del 9 al 13 de febrero

Click para descargar el programa


Desde sus primeras ediciones las Agrupaciones Carnavalescas han sido las auténticas movilizadoras de la fiesta siendo el mayor exponente de una fiesta que, sobre todo, se vive en la calle durante las semanas de febrero pero que se trabaja durante todo el año. Y es que, meses antes comienza a vislumbrarse con los tradicionales actos previos que convierten a Mérida en una explosión de coplas y cantes llenando sus barriadas de grupos y música en jornadas de convivencia carnavalesca.

En el S. XXI el Carnaval alcanza su madurez, nuevas agrupaciones de gente joven concursan con las más veteranas y comienza a subir el número las agrupaciones femeninas, así como aumenta el nivel de un concurso de agrupaciones que incluso atrae a grupos foráneos de diferentes puntos de la región y de provincias andaluzas como Huelva, Cádiz y Córdoba. Un concurso que con el tiempo se consolida como un referente y se hace grande, llegando a ser el más participativo de Extremadura. Chirigotas y comparsas que componen uno de los elementos diferenciadores de la fiesta emeritense con el resto de carnavales de la región. Porque son los miembros de las comparsas, chirigotas y grupos de pasacalles y entidades relacionadas con el Carnaval, como la Asociación Cultural Carnaval Romano, quienes proponen y votan todas y cada una de las actividades que hoy se desarrollan en la fiesta.

Pero no sólo el concurso es el principal elemento del Carnaval Romano sino que a éste hay que sumar el increible Concurso Nacional de Drag Queen Tomás Bravo, el domingo de Adas, el Cantacalles Monumental, el fantástico Desfile del Domingo, el certamen de agrupaciones infantiles y juveniles...elementos que juntos hacen del Carnaval Romano, un Carnaval particular, diferente, un carnaval que ya no busca su identidad porque la identidad se encuentra en sus protagonistas, chirigotas, comparsas, grupos de pasacalles, los espectaculares Drags, las agrupaciones ilegales y los miembros y colectivos culturales y vecinales que se involucran de forma directa y activa en la fiesta.

Una identidad, la de Romano, porque romano es el segundo gentilicio de los emeritenses, porque romano es un adjetivo diferenciador y porque romano es la unión de la fiesta con la propia historia de la ciudad.

Carnaval Romano 2018: del 9 al 13 de febrero

Click para descargar el programa